Manchetes do dia

Honduras: ¿Cómo evitar un nuevo golpe de Estado?

¿Cómo evitar un nuevo golpe de Estado?

Qué nos enseña el primero intento de Golpe de Estado desde de la cooptación de parte de la dirección parlamentaria del proprio Libre y fue develado con la movilización popular

Declaración del Comité de Enlace para la Cuarta Internacional, una organización internacional de trabajadores comunistas

Honduras (2009), Libia (2011), Paraguay (2012), Ucrania (2014), Brasil (2016), Bolivia (2019)...? Los golpes de Estado han vuelto con toda su fuerza a ponerse de moda entre los mecanismos de Estados Unidos para no perder el control del planeta ante un bloque de países enemigos, como China, Rusia, Irán, Venezuela, Cuba,... Las viejas justificaciones también han vuelto, la supuesta lucha contra la corrupción, el comunismo, la “guerra contra las drogas”. Queda también el objetivo, imponer gobiernos títeres en contra de la voluntad de la mayoría popular y seguir saqueando el sur del continente como si fuera su patio trasero.

De los 35 países del continente, los que más intentos de golpe sufrieron fueron Cuba y Venezuela.

En Cuba, los golpes imperialistas han sido rechazados desde 1961, con la invasión repelida a Playa Girón por los contrarrevolucionarios gusanos armados por la CIA. Esto obligó a la revolución de 1959 a ir más allá, a expropiar social y económicamente al imperialismo ya los capitalistas locales. Precisamente por estas medidas revolucionarias, a pesar de ser una isla pequeña con una población un poco mayor que la de Honduras, Cuba ha derrocado todos y cada uno de los golpes del imperialismo. La isla que quieren matar estrangulada por los bloqueos ha exportado salud al mundo.

En segundo lugar está Venezuela, que sufrió el primer golpe de estado de este siglo, en 2002, derrotado por la movilización popular, que llevó a Chaves de regreso al gobierno. Se intentaron muchos golpes de Estado pero la combinación de armar al pueblo, ampliar la representación popular, la solidaridad internacional y el acercamiento con el bloque enemigo del imperialismo estadounidense desmanteló juicios políticos e invasiones mercenarias. Hay que señalar que, por la profundización mayor en el proceso de expropiación política, de la derecha y económica, del capital, Cuba sufre menos intentos internos de Golpe que Venezuela. Aúnque, en los 30 últimos años, como parte de las derrotas que fueron los procesos contrarrevolucionários de restauración capitalistas iniciados en la Europa de Este e la URSS, Cuba sufre, adaptase y favorece la acción gusana, como en las manifestaciones del 2021 dentro de la propia isla.

Hay que señalar que la primerísima manobra golpista en Honduras ya ha comenzado antes del inicio del mandato mismo con la cooptación de una parte del proprio partido LIBRE por la derecha y el imperialismo. La fractura del parlamento de Honduras que puede preparar un impeachment. Comenzó por una fracción del partido de Xiomara Castro LIBRE (Libertad y Refundación) que ya pactó con los partidos de derecha como el partido nacional y el liberal, proclamándose, Jorge Calix, el líder de esa fracción de LIBRE, como jefe del legislativo. https://www.ambito.com/mundo/honduras/xiomara-castro-inicia-su-gobierno-multiples-crisis-que-resolver-n5359451

Cálix, respaldado por los opositores de derecha, Partido Liberal y Partido Nacional del presidente saliente Juan Orlando Hernández, señalado como narco dictador, se proclamó jefe del Legislativo, con el apoyo de más de 70 de los 128 miembros del Congreso, incluida una veintena de disidentes de Libre. O sea, en un momento crucial, el exlíder parlamentario del Libre se sumó al “los apátridas que desde el golpe de Estado de 2009 contra el presidente constitucional Manuel Zelaya Rosales, los que asfixiaron y saquearon el país” en contra la presidente electa y en contra el cambio, como correctamente los denuncia Lucy Pagoada Quesada, Coordinadora D19 de USA-Canadá y subcoordinadora de la Comisión Política del Partido Libre, en la declaración que reproducimos abajo.


El ala del imperialismo estadounidense representada por Biden-Harris buscara presionar al gobierno de Xiomara Castro para debilitarla primero y cooptarla o golpearla después. No es casualidad que la propia Kamala Harris esté presente en la asunción de Xiomara Castro, así como el rey de España, agentes del imperialismo que no pueden ni por un segundo ser considerados aliados de un gobierno de izquierda y que seguirán intentando fragilizar al mandato con presiones a la derecha, por medidas antipopulares, por el pago de la deuda con el FMI, … preparando a un nuevo golpe. Hay que confiar si en el pueblo y solamente en el pueblo que acudió a la convocación de Xiomara, acercó al Parlamento y derrocó al intento del traidor Calix y la derecha golpista.

La vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris, se reunió con la presidenta Xiomara Castro en la casa de Gobierno para abordar temas de migración y narcotráfico.

Ese fue apenas uno de los primeros intentos. Derrocado temporariamente por el cerco popular convocado por Xiomara al Congreso contra el intento golpista, asegurando la elección de un aliado del gobierno como jefe del legislativo y la expulsión de los golpistas cooptados del Libre. Es necesario destacar que el Libre viene de una evolución a la izquierda del partido burgués liberal de Manuel Zelaya, gracias a la reacción progresiva a la brutal presión hostil del imperialismo y de la derecha. La depuración actual es progresiva, pero no alcanza con las necesidades del pueblo hondureño de luchar por el fin de la pobreza, la migración, el narcotráfico y la corrupción, elementos de la sociedad colonial y capitalista en el país. Luego, sigue la lucha por construir un partido proletario, comunista y revolucionario para profundizar el proceso antigolpista y derrocar de forma completa a la derecha y al imperialismo.

No tenemos una bola de cristal, no sabemos de dónde puede salir los prójimos. Será por lawfare “contra la corrupción”, un nuevo golpe militar, una invasión externa, un ataque especulativo, un bloqueo económico.

De la historia reciente, podemos suponer que vendrán no pocos intentos de nuevos golpe para derrocar a la legítimamente electa presidenta Xiomara Castro Zelaya. También sabemos que ningún gobierno o partido evitó el golpe que lo amenazaba a través de continuas concesiones a los golpistas. No podrá Xiomara confiar, por ejemplo, en esta maniobra “astuta” sólo confunde, desmoraliza y aísla a los gobiernos populares de sus votantes, favoreciendo el cerco golpista llevado a cabo por los aliados del frente de coalición burgués hasta entonces.

En este sentido, el nombramiento del ex presidente del Banco Central de Chile, Mario Marcel como ministro de Hacienda, por Gabriel Boric, como demostración del mantenimiento de la política económica de Piñera y de garantías al capital, es tan "astuto" como lo fue el nombramiento de Joaquim Levy, como ministro de Hacienda de Brasil, por Dilma, pocos meses antes de que fuera revocado por el impeachment de 2016.

No se debe estar a la defensiva cuando los enemigos acusan a Xiomara de querer hacer de Honduras una segunda Venezuela. Desde el punto de vista de la barbarie social, a Honduras le va mucho peor que a Venezuela, a pesar del criminal bloqueo impuesto a Venezuela.

Honduras no es ni Cuba ni Venezuela, ni lo será. Trazará su propio camino hacia la conquista de la soberanía, pero sólo lo hará si aprende de la experiencia de los errores cometidos en las distintas experiencias internacionales. Gobiernos como Zelaya, Lugo, Dilma, Evo, no fueron capaces de frenar el proceso golpista. Evitar otras estafas requiere aprender de los errores.

Todo esto tiene como norte el impedir el acercamiento   al polo ruso-chino de un país como Honduras ubicado en el área de influencia geoestratégica inmediata del imperialismo como es Americe Central y el Caribe.

Lo más importante es entender que la amenaza de nuevos golpes de estado no es el único problema que enfrenta el pueblo hondureño. Y que, al igual que los golpes de estado, el desempleo, la pobreza y la criminalidad son instrumentos y consecuencias del capitalismo colonial hondureño.

Estos instrumentos apuntan a expandir la explotación extraordinaria multinacional de los trabajadores, ya sea en Honduras, México o Estados Unidos. El capital tiene una doble moral sobre la migración, como la tiene con las drogas, reprime para maximizar sus ganancias y devaluar el trabajo. El trabajador sin derechos, en Honduras, México o Estados unidos es una mercancía barata.

Otro ejemplo de esto es la creación de las ZEDE en Honduras, experiencias modelo mundial de ciudades-estado privatizadas e independientes del Estado, bajo las órdenes dictatoriales de un neoliberalismo radical que más se asemejan a campos de concentración de trabajos forzados, controlados por consorcios internacionales de gran capital privado... Esta lucha también incluye la disputa por el derecho a controlar nuestros cuerpos y el derecho al aborto.


La propia movilización popular a cada intento de golpe, tiene sus límites porque solo representa una medida defensiva que ni siempre puede resultar victoriosa. Es preciso democratizar orgánica, permanentemente y en el sentido proletario, al poder político, o sea que los trabajadores hondureños no sean solamente coadyuvantes a un poder popular (o sea, que intenta “servir a todas las clases”, o sea, todavía burgués), que esa populación trabajadora (en gran parte desempleada por la barbarie póst-golpe) sea efectivamente la que gobierne el país a través de nuevos organismos de poder, no por estos que fueron cómplices del golpismo hasta ahora.

Sin derrotar al capitalismo, sin cortar las garras del imperialismo sobre Honduras, sin avanzar a una revolución social victoriosa, no lograremos liquidar con la situación en que 71% de sus casi 10 millones de habitantes viven en la pobreza, no lograremos repatriar nuestros ciudadanos que fueron obligados a huir en masa para vender su fuerza de trabajo afuera, ni mucho menos las metas y los sueños de una vida mejor que la mayoría de la población alimentó votando por Xiomara Castro. ¡Hasta la victoria siempre!

Nenhum comentário