Manchetes do dia

Peru - A vitória de Pedro Castillo e as Tarefas dos Trabalhadores

La victoria de Pedro Castillo y las tareas de los trabajadores

Leon Carlos


La victoria de Pedro Castillo representó el triunfo del descontento con el modelo instaurado desde la instancia económica por el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000) y en las elecciones fue representado por su hija, Keiko. Modelo de la instancia económica basado en los llamados ajustes neoliberales. Hay que agregar que Castillo si bien capto la tendencia anti-modelo neoliberal es desde otro punto de vista un 
conservador en temas como el derecho al aborto o el matrimonio homosexual.
Keiko Fujimori captó el voto de las grandes ciudades donde se desenvuelve una fuerte economía informal en el espacio urbano. El voto que tiene punto fuerte en la clase media urbana de las áreas metropolitanas, además tuvo el apoyo de un sector de las iglesias evangélicas.

Castillo tambien se autodefine como una “izquierda del campo” que expresa el "Perú profundo". Tiene su punto fuerte en los distritos rurales y en los barrios más pobres de las ciudades. El voto a Castillo es en esencia una expresión del rechazo a al modelo de la instancia económica basado en los ajustes neoliberales.

Fiel al rol que juega el voto rural para el Pedro Castillo se muestra favorable a un proteccionismo agrario en Perú.

Desde antes de que Castillo sea consagrado electo, ya desde Keiko Fujmori salen a denuncias de fraude iniciando antes del término del conteo de votos una guerra hibrida contra Pedro Castillo y preparándose para futuras batallas judiciales en un contexto de lawfare.

En ese sentido el imperialismo estadounidense y sus comisionistas pro-imperialistas en Perú ya apuntan a usar al sistema judicial para trabar en lo posible el ascenso de Castillo. Con un método que ya han ensayado en Latinoamérica frente a gobiernos que no les resultan adictos. Esto es, haciendo uso de las campañas mediáticas y el rol de las instituciones judiciales colonizadas en varios países latinoamericanos por los socios y agentes del imperialismo.

Esta ofensiva imperialista contra Castillo dio comienzo ya. Los trabajadores, campesinos y el conjunto de los explotados y oprimidos en Perú, deben prepararse para combatir a la campaña golpista que el imperialismo. Tendencia golpista que el imperialismo sin duda impulsara contra el gobierno de Castillo. Golpismo que podrá comenzar incluso como un golpismo judicial. Para eso los explotados y oprimidos de Perú deben confiar en sus métodos de lucha. Para asi derrotar al golpismo futuro y arrancarle el gobierno de Castillo la mayor cantidad de concesiones populares y empujarlo a la mayor contradicción con el imperialismo posible.

¿El chantaje golpista ya comenzó a hacer efecto y comprometer el programa de Castillo?

La amenaza de impugnar el resultado electoral, de no reconocer los resultados como una conquista del compromiso, la capitulación formal de Castillo, tiene como objetivo que Perú Libre ceda paulatinamente a los intereses del capital financiero. El 7 de junio el propio Castillos se pronunció a favor de la autonomía del banco central. También comprometido con el pago de la deuda pública. Castillo explícitamente ya señalo “Reiteramos que no hemos considerado en nuestro plan económico estatizaciones, expropiaciones, confiscaciones de ahorros, controles cambiarios, controles de precios o prohibición de importaciones”.

La intención de atender las demandas de los explotadores y explotados nunca termina bien. No será Perú Libre y Castillo una excepción. Ni parece que sólo capitulando ante los apetitos golpistas se derrota el golpe. Luego de las elecciones de 2014, cuando la mismíssima chantaje se hizo en contra Dilma, la presidenta re-electa del PT de Brasil no llamó a las masas a luchar en contra la guerra híbrida del imperialismo y de la burguesía golpista. Todo el contrário, incorporó al programa del candidato neoliberal derrotado. Resultado: se desmoralizó ante sus electores, las masas trabajadoras, se debilitó politica y socialmente y facilitó con eso el camino del golpe de estado sin que los golpistas necesitasen de medidas de fuerza y el golpe de estado fuera exitoso en 2016.

A la vez que los trabajadores en Perú deben de avanzar en su independencia política mediante la construcción del partido constituido por su vanguardia. Teniendo como norte el camino de la revolución permanente única vía de concretizar los intereses históricos de los explotados y oprimidos. Por eso no llamamos a apoyar a ningún gobierno burgués, nosotros desde la TMB-FCT luchamos en contra la candidatura de la derecha, del imperialismo y el fraude electoral, y llamamos voto en Pedro Castillo como instrumento de esta lucha en el terreno electoral, pero no apoyamos gobiernos burgueses. Castillo fue elegido a través del Partido Nacional Perú Libre (PNPL), que se define como “marxista-leninista-mariateguista”. Mariategui ..

Como señalaba Mariategui en un documento llamado "Punto de vista anti-imperialista" en qué polemiza en contra "el anti-imperialismo" de la III Internacional, dice que mientras depreciaba la identidad indígena y se identificaba con los colonizadores imperialistas: “las burguesías nacionales, ven en la cooperación con el imperialismo la mejor fuente de provechos, se sienten lo bastante dueñas del poder político para no preocuparse seriamente de la soberanía nacional.” 

Esto quiere decir que en Perú, así como en el conjunto de Latinoamérica, las tareas más elementales de independencia nacional no podrán darse nunca dentro del capitalismo. Por lo tanto esas tareas deberán formar parte de una revolución socialista.

Nenhum comentário